¿Qué es la disfunción eréctil?

Disfunción eréctil (DE)

¿Qué es la disfunción eréctil?

Es la incapacidad persistente de lograr y/o mantener una erección suficiente para tener un desempeño sexual satisfactorio.

¿Quién es la población más afectada?

El 52% de los hombres con edad entre 40 y 70. Presentado tres grados de Disfunción Eréctil:

– Leve 10%

– Moderada 25%

– Severa 17%

de1

Causas de la disfunción eréctil:

Entre los principales factores de riesgo de la disfunción eréctil se estima que el 90% es psicológica y el 10% orgánica. Hoy día hay que tomar una serie de factores tales como los cardiovasculares, neurológicos, endocrinos que contribuyen a la aparición de la DE. Siendo más frecuente la de origen psicógeno en hombres jóvenes y la de origen orgánico en adultos mayores teniendo un componente psicógeno. Los factores psicógenos on muy importantes, pudiendo bloquear la respuesta sexual de tal forma que no se presente el proceso de erección, o que ocurra y no se mantenga la erección, , entre las principales causas tenemos: hiposexualidad, ansiedad y depresión; hay otras circunstancias que son generadoras de depresión como experiencias sexuales traumáticas, conflictos de parejas, altos niveles de estrés, y también es muy importante el estilo de vida, el sedentarismo, la alimentación inadecuada, abuso en la ingesta de alcohol, uso de drogas.

En los hombres mayores, la DE generalmente tiene una causa física, como una enfermedad, una lesión o efectos secundarios de medicamentos. Cualquier trastorno que cause una lesión en los nervios o que deteriore el flujo de sangre al pene puede causar DE. La incidencia aumenta con la edad: alrededor del 5 por ciento de los hombres de 40 años de edad y entre el 15 y el 25 por ciento de los hombres de 65 años de edad experimentan DE. Pero la disfunción eréctil no es necesariamente una parte inevitable del proceso de envejecimiento.

Debido a que una erección requiere una secuencia precisa de eventos, la DE puede presentarse cuando cualquiera de tales eventos se interrumpe. La secuencia completa incluye los impulsos de los nervios en el cerebro, en la columna vertebral y en el área alrededor del pene, así como las respuestas de los músculos, los tejidos fibrosos, las venas y las arterias en y cerca de los cuerpos cavernosos del pene.

La causa más común de DE es el daño a los nervios, a las arterias, a los músculos lisos y a los tejidos fibrosos, a menudo como resultado de una enfermedad. Enfermedades tales como la diabetes, afecciones del riñón, alcoholismo crónico, esclerosis múltiple, arteriosclerosis, psoriasis, enfermedad vascular y enfermedad neurológica son responsables de alrededor del 70 por ciento de los casos de DE. Entre el 35 y el 50 por ciento de los varones con diabetes padecen DE.

Una cirugía (especialmente la cirugía radical de próstata debido a cáncer) puede lesionar también nervios y arterias cerca del pene y causar DE. Una lesión en el pene, la columna vertebral, la próstata, la vejiga y la pelvis puede llevar a DE y producir lesión en los nervios, los músculos lisos, las arterias y los tejidos fibrosos de los cuerpos cavernosos.

Además, muchos medicamentos comunes -medicamentos para la presión arterial, antihistamínicos, tranquilizantes, antidepresivos, supresores del apetito y cimetidina (un medicamento para la úlcera)- pueden causar DE como efecto secundario.

Los expertos piensan que factores psicológicos, tales como el estrés, la ansiedad, la culpa, la depresión, una baja autoestima y el miedo a no desempeñarse en el coito como se espera, causan del 10 al 20 por ciento de los casos de DE. Los hombres con una causa física de DE experimentan a menudo el mismo tipo de reacciones psicológicas (estrés, ansiedad, culpa, depresión).

Otras causas posibles son el tabaquismo y el uso de la marihuana, que afectan el flujo sanguíneo en las venas y las arterias, y anormalidades en las hormonas, como, por ejemplo, una cantidad insuficiente de testosterona. El incremento de prolactina que pueden producir algunos fármacos, como los ansiolíticos y antipsicóticos (risperidona,olanzapina, haloperidol), puede provocar también disfunción eréctil. Las causas hormonales suelen afectar asimismo la libido.

¿Cómo se produce la disfunción eréctil?

  • No hay suficiente flujo sanguíneo al pene.
  • La sangre se escapa del pene, impidiendo la rigidez completa.
  • Las señales cerebrales de estimulación sexual no llegan al pene.

 

¿Cómo diagnosticar la disfunción eréctil?

  • Historia Clínica.
  • Historia Sexual.
  • Examen Físico.
  • Test sobre Sexualidad Masculina.

Interesa recoger problemas médicos actuales y previos, medicamentos que se estén tomando y antecedentes de problemas psicológicos (estrés, ansiedad, depresión). El médico también requerirá antecedentes sexuales y el inicio de la DE, frecuencia, calidad y duración de cualquier erección, e investigará la motivación para el tratamiento y las expectativas del paciente. La DE es lógicamente cosa de dos, y puede ser apropiado entrevistar a la pareja sexual (cualquiera que sea la preferencia sexual del paciente). Examen físico. Incluye una exploración del área genital y un tacto rectal (examen del recto con un dedo enguantado). Deben buscarse evidencias de otras enfermedades como: hipertensión, diabetes, ateroesclerosis, daño nervioso, etc. A demás el uso de cuestionarios o test sobre sexualidad, los más utilizados son el IIEF (International Index of Erectile Function, es decir, el Índice Internacional de la Función Eréctil) y su versión más sencilla: el test SHIM (Sexual Health Inventory for Men, es decir, el Inventario de Salud Sexual para Varones).

Tratamiento de la disfunción eréctil

  • La Disfunción Eréctil es tratable
  • Existen varias alternativas.
  • Terapia Sexual
  • Modificación de hábitos de vida
  • Dispositivos de vacío
  • Tabletas
  • Inyecciones intracavernosas
  • Prótesis peneanas

Consideraciones sobre la disfunción eréctil

  • Las erecciones prolongadas o dolorosas son una EMERGENCIA
  • Existen interacción con otros medicamentos, por eso no se debe automedicar.
  • Acuda al médico.
  • No sienta temor de hablar con su médico sobre su Disfunción Eréctil.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

-Latarjet RL, Anatomia Humana, Tomo 2, cuarta edición, Editorial Panamericana, pág. 1590-1597.

-Patrick C. Campell Urología, Tomo 1, sexta edición, Editorial Panamericana, pág. 708-710.

-Sociedad Venezolana de Urología, Sociedad venezolana de sexología médica, I consenso venezolano en disfunción sexual masculina, pág. 6-12.

-Perera G, Cirugía de Urgencia, segunda edición, editorial panamericana , pág. 807-822.